Categorías
Apple

7 razones por las cuales Steve Jobs fue tan exitoso

No cabe duda de que Steve Jobs ayudó a cambiar el mundo, convirtiéndose en uno de los emprendedores más importantes de todos los tiempos. Con sus aportes en Apple, cambió para siempre el mundo de los computadores y, posteriormente, el mundo de los celulares. Sin mencionar su importantísimo aporte a la animación a través de su empresa Pixar, vendida más tarde a Disney.

Entonces, vale la pena preguntarnos: ¿por qué Steve Jobs fue tan exitoso?

Hoy te traemos 7 razones por las cuales Steve Jobs fue tan exitoso.

1) Siempre buscaba la excelencia

Si algo se puede decir de Steve Jobs, es que nunca se conformaba con la mediocridad. Siempre buscó la excelencia por encima de cualquier otra cosa, lo que le llevó a siempre buscar la innovación y no conformarse con ofrecer productos competitivos. Jobs quería excelencia y ofrecerles a los usuarios lo mejor y nada más que lo mejor, por eso los productos de Apple son tan exclusivos.

Aunque esto no siempre le salió tal y como deseaba, teniendo importantes fracasas. Lo que nos lleva al siguiente punto.

2) Aprendía del fracaso

No todo en la vida de Steve fue un éxito, teniendo importantes decepciones comerciales e incluso llegando a ser expulsado de la compañía que él mismo fundó. Esto, lejos de desanimarlo, lo impulsó a enfocase en otros exitosos proyectos (como Pixar) y, a su vuelta a la compañía, corregir aquellos errores que lo habían llevado al fracaso en primer lugar, permaneciendo en Apple hasta su muerte.

3) Se dedicaba a más de una cosa

Aunque Steve Jobs es ampliamente conocido por su aporte a las computadoras y los móviles, la verdad es que también hizo un aporte importantísimo a la animación y al mundo de las películas. Y es que su labor al frente de Pixar, con películas como Toy Story o Monsters Inc. Sentaron un precedente para cambiar la industria del entretenimiento para siempre.

Por otra parte, la creación del iPod y de iTunes, en el terreno de la música, ha permitido desarrollar mucho más la industria musical, haciéndola más universal y asequible. El enfocarse en proyectos distintos enriquecía su creatividad y le permitía innovar con mucha más propiedad.  

4) Sabía delegar funciones

La verdad es que, aunque Steve era todo un visionario, sus habilidades no siempre cumplían con las expectativas. Esto lo llevó a tener los problemas que derivarían en su expulsión de Apple. Así que, a su vuelta a la empresa, decidió delegar funciones y rodearse del mejor equipo para que, en vez de realizar todas las labores por sí mismo, tuviera que supervisar, como un director de orquesta. Lo que lo llevó a cosechar los mayores éxitos de toda su carrera.

Y es que solo con un equipo de élite, en el cual puedas confiar, llegarás a lograr cosas grandes. Pero, haciéndolo todo tu mismo o con un equipo poco competente, tu éxito se verá dificultado.

5) Buscaba la innovación

Steve Jobs siempre buscó ofrecer al público cosas nuevas, que facilitaran la forma en que se vive la vida; esto lo llevó a buscar siempre la innovación en cada uno de sus proyectos. De no ser por la búsqueda constante de la innovación, habría terminado en la redundancia, como sus competidores, en vez de ser la cara de las revolucionarias firmas que son Apple y Pixar.

Buscar siempre la innovación nos lleva a inventar cosas nuevas, buscar soluciones a problemas que los demás consideran insalvables y obtener beneficios que tus competidores consideran insospechados. Por eso es tan importante la innovación.  

6) Sentía pasión por lo que hacía

Steve Jobs siempre sintió pasión por la tecnología, manifestando interés por ello desde muy temprana edad, trabajando en empresas como Atari y asistiendo a diversas charlas, entre ellas una de los fundadores de HP. Al sentir pasión por el trabajo que estaba realizando, Jobs daba todo de sí. Solo de la pasión verdadera una persona puede llegar a idear y manifestar productos tan únicos como los de Apple, llevando a la tecnología a donde nadie nunca jamás pensó que llegaría. Por eso es importante sentir pasión por las cosas que hacemos.

7) tomaba riesgos

Steve Jobs nunca tuvo miedo de tomar riesgos, apostando por ideas que a muchos les parecían descabelladas. Esto, aunque muchas veces lo llevó a fracasar, fue un importante aspecto que le permitió desarrollar varios de sus más importantes proyectos. Siendo tan obstinado como era él, incluso cuando tenía todo en contra, llevaba los proyectos hasta las últimas consecuencias, teniendo importantes éxitos.

Aprende de Steve Jobs

Mucho podemos aprender de la vida y obra de Steve Jobs, que tanto han inspirado a personas alrededor del mundo. Tomando como ejemplo a grandes emprendedores, podemos aprender de sus errores y aplicar sus métodos en nuestras propias ideas, para así llegar a desarrollarlas de la mejor forma posible.

Si te interesa leer más artículos similares, visita nuestro blog para más contenido similar.

¡Gracias por leer!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.